CABRERA CANTÓ, FERNANDO (Alcoy, 1866-1937)
Nació en Alcoy el 8 de octubre de 1866. Inicia sus estudios en San Carlos de Valencia, donde es condiscípulo de Sorolla, continuándolos en Alcoy y en Alicante con Lorenzo Casanova. En Madrid sigue su carrera de la mano del pintor Casto Plasencia. En 1890 consiguió una medalla de segunda clase en la Exposición Nacional de ese año con Huérfanos. En 1891 la Diputación Provincial alicantina le concede una pensión para permanecer en Roma tres años y ampliar sus estudios, y de donde remite el cuadro Tierra, que alcanza una segunda medalla en la nacional de 1892. Sigue cultivando premios, en 1902 consigue la medalla de bronce por ¿Necesita usted modelo? en el Salón de París, mismo lugar donde en 1906 se le otorgará la de oro por su óleo de grandes dimensiones Al abismo. Su consagración internacional fue en la Exposición Universal de San Francisco de California de 1915 con su célebre El santo del abuelo.

En su obra cabe distinguir dos etapas, una primera influenciada por su estancia romana con una pintura llamada de “argumento” Náufragos y otra inclinada hacia el costumbrismo valenciano El pan nuestro de cada día y el paisaje tras el descubrimiento de la Sierra de Mariola, Aitana, etc. todo ello bajo el luminismo sorollista, pero sin llegar a reducir a manchas la figura humana como el caso del gran pintor. También trabajó la pintura religiosa, decorando iglesias de Santa María, San Jorge y San Mauro y San Francisco de su ciudad natal.

Otras obras de interés:

Pin It on Pinterest

Share This