RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA

RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
CABRERA CANTÓ, Fernando
Finales siglo XIX
Óleo/lienzo
Inicialmente su estado de conservación era malo aunque a simple vista no se apreciara el grado del deterioro.
Iniciales 116×89 cm Finales 116×80 cm

En estos momentos forma parte de la exposición permanente del MUBAG, “EL SIGLO XIX EN EL MUBAG. De la formación a la plenitud de un artista”.

cabrera0

La obra había sido intervenida anteriormente, en dicha intervención le hicieron un cambio de tamaño, laampliaron bien por gusto del restaurador o bien para adaptarla al marco que tenían que sería de mayor tamaño.

Habrían ampliado su tamaño con añadidos en los bordes laterales. Por otra parte todo el fondo del cuadro estaba repintado en un color muy oscuro y plano, sin matices ni pinceladas, un fondo que se limitaba a recortar a los personajes. Lo único que se había salvado de toda esta reforma fueron las dos figuras.

Por el reverso se ve que el estado del bastidor era bueno, la tela tenia algún parche y sobre todo se apreciaban unos bordes de tela de lino diferentes a la tela original. Por delante y con la luz adecuada se veía una diferencia de textura entre la pintura de los bordes mucho más lisa. El resto de la obra, a simple vista, no parecía estar en mal estado, se veía con un brillo homogéneo y sin ondulaciones. Todo parece en orden.

cabrera1 cabrera2

Examen con fluorescencia ultravioleta:

Teníamos ciertas sospechas de que ahí ocurría algo al ver que la tela de los bordes es diferente a la original y que la textura de la pintura en esa zona era distinta, así que procedimos a hacer el estudio con ultravioletas a ver que nos revelaba.

Teniendo en cuenta que los repintes se ven de un color más oscuro y opaco y que el barniz refleja una fluorescencia verdosa, lo que pudimos apreciar fue en primer lugar el gran grosor de la capa de barniz que casi impedía ver lo que había debajo de ella sobre todo en la zona de la firma. Eso ya es de por si sospechoso ya que pudiera ser que algo se quería ocultar.

cabrera4

Y lo más preocupante son las zonas opacas que apreciamos en la parte derecha en la imagen y que invaden la pintura original que nos indican, aseguran, que se trata de  un gran repinte, vemos su dimensión pero lo que no sabemos es lo que habrá debajo.

????????????????????????????????????

Examen con reflectografía infrarroja:

Teníamos que investigar más y profundizar antes de acometer la intervención ya que debíamos asegurarnos qué íbamos a hacer.  Para ello procedimos al estudio de la obra con la fluorescencia infrarroja, para que nos arrojará un poco más de luz sobre lo que podría haber debajo de los repintes, que nos confirmara si quedaba pintura original debajo.

Como puede verse aquí, si que la pierna subyace debajo del gran repinte del borde, ya que vemos que se continúan las sombras y el dibujo preparatorio, eso quiere decir que no ha desaparecido que está ahí pero no lo vemos a simple vista porque está tapado por el repinte. Esto se ve en la paleta que lleva Sorolla en su mano,  la continuación de la misma. Lo que nos confirma que debajo del repinte si existe pintura original.

????

????

También vemos que el fondo no es una masa opaca y oscura, sino que está lleno de pinceladas y variaciones. Todo esto nos va ayudando a hacernos una idea más clara de lo que debemos hacer, que tipo de intervención debemos plantearnos.

cabrera8

Estudio de los detalles con macrofotografía:

Seguimos estudiando y profundizando y así obtuvimos detalles reveladores.

Detalle de la ejecución de los repintes,se aprecia el cambio en la ejecución y en el color.

????????????????????????????????????

Zonas donde la pintura se estaba empezando a levantar por capas  que corrían el riesgo de perderse y que coincidían con todo el repinte. La pintura original estaba en perfecto estado.

????????????????????????????????????

También vemos con más claridad la técnica, el estilo, del artista que pone de relieve sus pinceladas sueltas, grandes, seguras, impresionistas.

Ni con la ayuda de los ultravioletas podemos llegar a ninguna conclusión ya que es tal el grosor del barniz en esa zona como se ve en la foto, que solo podemos hacer suposiciones, conjeturas, sin una certeza clara. Lo que si está claro es que trataron de ocultar algo en esa zona en concreto.

Tratamiento propuesto y realizado:

Tras todos estos estudios previos, tan necesarios, como en esta obra en concreto, se demuestra, ya sabíamos que íbamos a hacer, como la íbamos a restaurar y hasta dónde íbamos a llegar.

En principio se decidió no quitar la obra de su bastidor y  eliminar los repintes de los bordes, guiándonos por la luz ultravioleta y hacer una primera limpieza del barniz aligerándolo. Eso fue lo que acometimos en un principio ya que era lo que teníamos claro que había que hacer.

Eliminación de los repintes de los bordes laterales.

cabrera14

Se puede apreciar el grosor de la capa de barniz.

cabrera15

En una segunda limpieza más profunda se terminaron de perfilar los bordes.

????????????????????????????????????

La limpieza ha aligerado la capa de barniz del fondo y ya se aprecian las pinceladas vibrantes que dan un toque dinámico y destacan las figuras.

Optamos por tintar la tela que había debajo del estuco que quitamos de los bordes que habían añadido, con un color similar al del fondo del cuadro. No quisimos volver a estucar ni reintegrar todos los laterales ya que habria sido hacer lo mismo que ya estaba y no buscabamos eso.

cabrera18

Así quedó después del tintado de la tela de los bordes.

cabrera19

Se decidió finalmente para su enmarcado, colocar unos bordes de cartón de conservación, rígido, de un color neutro similar al original, de manera que no resaltara, tapara la tela añadida, y que devolviera a la obra su tamaño original, sin añadidos ni falsificaciones.

cabrera20

Conclusiones:

La restauración fue costosa, difícil y larga ya que había que pensar mucho lo que se iba a hacer y había muchas cosas añadidas para eliminar, pero el resultado nos ha satisfecho, creemos que hemos dado una solución intermedia, ya que había que recuperar las dimensiones originales y a la vez poder mantener el marco que poseía para su exposición.

” …es la obra la que condiciona la restauración y no al revés.”

CESARE BRANDI

 

  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA
  • RETRATO DE SOROLLA. FERNANDO CABRERA

Pin It on Pinterest