LAPORTA VALOR, FRANCISCO

LAPORTA VALOR, FRANCISCO (Alcoy, 1850- Alcoy, 1914)

Otro de los grandes pintores decimonónicos de Alcoy. Estudió en San Fernando de Madrid con Casado del Alisal, coincidiendo en clase con Alejandro Ferrant, Francisco Pradilla y Casto Plasencia. Destaca en su pintura la perfección del dibujo, el dominio del color y por cultivar el tema de los santos en la mayoría de sus composiciones. En cuanto a estilo, su estética se relaciona con el simbolismo y el modernismo, considerándole los expertos un seguidor del “style nouveau”. Le concedieron una beca para estudiar en Roma, que rechazó. Más tarde, en 1880, viaja a París, trabajando como fotocromo y realiza ensayos en tricomía. Fue rompedor en su interés por la fotografía, ya que muchos artistas de la época la despreciaban. Para Laporta siempre fue una importante técnica auxiliar.Al regresar a Alcoy abre un taller de litografía y un gabinete fotográfico. Fue Catedrático en la Escuela de Artes y Oficios de Alcoy y de Bellas Artes en Barcelona. Aunque la pintura de carácter religioso no es excesiva durante el siglo XIX, Laporta, muy creyente, realiza casi toda su obra vinculada a esta temática. En la Exposición de 1892 gana la tercera medalla con el cuadro “Jesús en casa de Marta y María”. Es en Alcoy donde desarrolla casi toda su carrera artística, dejando ejemplos de su arte por los más importantes edificios de su ciudad, tanto civiles (como el Teatro Principal de Alcoy) como religiosos. Como tantos otros artistas, el retrato, es también uno de los géneros que realiza, tanto de personajes locales como de su familia. Laporta se vinculó profundamente con la fiesta de Moros y Cristianos de su ciudad, colaborando en el cambio estético y plástico de esta.

Otras obras de interés:

GUILLÉN PEDEMONTI, HELIODORO

GUILLÉN PEDEMONTI, HELIODORO

(Alicante, 1863-1940)

Nació en Alicante en 1863, ciudad en la que también fallecerá. Su primer maestro fue el dibujante y arqueólogo Aureliano Ibarra, aunque también se formó en los estudios de Casto Plasencia en Madrid y Lorenzo Casanova en Alicante. Se inicia en la “pintura social”, y exhibe en 1890 en Barcelona su cuadro El naufrago, que regaló posteriormente al Casino de Alicante, donde realizaría algunas decoraciones para el Salón Imperio. También decoró el techo raso del Teatro Principal, obra que se ha perdido. El año 1891 marcará definitivamente su formación como pintor, se traslada a Roma, pero no ayudado por la Diputación alicantina sino por sus propios medios. Allí toma apuntes del natural, estudia el paisaje y realiza cuadros que se quedarán en la ciudad eterna. En 1894 participa en la magna muestra que se realizó en Alicante, con seis obras, la mayoría fruto de su estancia en Roma, caso de la Campiña romana de estilo “fortunyesco” y Il pescatore di perle ,con el que alcanzó la medalla de plata. En 1918, junto a sus amigos Joaquín Sorolla y Vicente Bañuls intenta gestionar la creación del Museo Provincial de Bellas Artes. En Enero de 1931, junto con Adelardo Parrilla, Vicente Bañuls y Emilio Varela, se ofrece para colaborar en la decoración del salón de actos del nuevo palacio de la Diputación Provincial. Fue Caballero de Isabel la Católica, Presidente del círculo de Bellas Artes de Alicante y Académico correspondiente de la Real Academia de San Fernando, entre otros cargos.

GISBERT PÉREZ, ANTONIO

Dama de azul, Antonio Gisbert Pérez

GISBERT PÉREZ, ANTONIO (Alcoy, 1834 – París, 1901)

Durante el siglo diecinueve son muchos los artistas del núcleo de Alcoy que alcanzan notoriedad por su gran calidad. Este es el caso de Gisbert. Formado en la Academia de San Fernando, es becado por el gobierno para estudiar en Roma. Desde esta ciudad remite un cuadro con el que alcanza la medalla de primera clase en la exposición nacional de 1858. En la 1860 logra el mismo galardón por “La ejecución de los comuneros de Castilla” que adquiere el Congreso de los Diputados en Madrid, y del que el MUBAG posee una réplica. Con este premio Gisbert logra una beca para París, adonde llega en 1861 y donde se quedará, repartiendo su tiempo con Madrid, hasta 1868. En 1864 logra de nuevo una medalla de primera clase con el “Desembarque de los Puritanos en América del norte” en la nacional de ese año, que se le permuta por la Cruz de Carlos III. Tras la revolución de 1868 es nombrado Director del Museo del Prado, convirtiéndose en el pintor de la Casa Real de Segovia. Tras la proclamación de la 1ª República en 1873, regresa a París y allí morirá . Fueron los temas de historia los que le hicieron reconocimiento público, pero Gisbert demostró también su gran hacer en retratos, cuadros de asuntos mitológicos, o los de “casacones”, muy de moda en la época.

Otras obras de interés:

FRANCÉS Y PASCUAL, PLÁCIDO

FRANCÉS Y PASCUAL, PLÁCIDO (Alcoy, 1834 ­ Madrid, 1902)

Como muchos de sus compañeros, comienza sus estudios artísticos en la Academia de San Carlos de Valencia y posteriormente pasa a la Academia de San Fernando de Madrid. En 1857 obtiene el primer premio en la exposición provincial de Granada, y un año antes había obtenido una mención honorífica en la exposición nacional de Madrid. En 1861 sabemos que trabaja de catedrático en la Escuela Superior de Bellas Artes de Valencia. El año siguiente sus cuadros parecen teñirse de cierto tinte social. En la Exposición Nacional de 1867 consigue una mención honorífica por un cuadro de temática cervantina, muy de moda en esos años. En 1868, consigue la primera medalla en la muestra regional de Zaragoza. A finales de 1870 se traslada ya definitivamente a Madrid. En 1871 obtiene su primer galardón de importancia, una tercera medalla en la Exposición Nacional. En la Exposición Universal de Barcelona de 1888 se le otorga la segunda medalla. En la Nacional de 1890 de nuevo obtiene una tercera medalla. Dos años después vuelve a alcanzar una segunda medalla. Plácido Francés se interesó por todos los géneros en boga durante el SXIX, así como por la técnica de la acuarela, que le llevó a ser uno de los fundadores más importantes de la Sociedad de Acuarelistas de Madrid. También impulsó el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Decoró varios palacios, como el del Marqués de Dos Aguas de Valencia y el de los Duques de Santoña y el Marqués de Larios en Madrid, así como algunos cafés. También fue un excelente retratista, como ejemplo, retrato de los reyes Alfonso XII y María de las Mercedes. En 1882 se le concedió la Cruz de Carlos III.

Pin It on Pinterest