VICENTE RODES. EL ESTUDIO DEL NATURAL

Del 31 de octubre al 15 de diciembre de 2019

2ª planta MUBAG

Organiza: Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana

Comisarios: Pilar Tébar y Sergio Pasual

Alicante, ciudad de origen del pintor, es la cuarta y última sede en la que se va a poder ver la muestra Vicente Rodes. El estudio del natural.

La obra escogida como imagen de la exposición es Retrato de caballero realizado con la técnica del pastel por Vicente Rodes y que pertenece a la colección de Diputación de Alicante.

Vicente Rodes Aries (Alicante 1783-Barcelona 1858) es uno de los artistas de mayor calidad y producción retratística de la primera mitad del siglo XIX. Sin embargo, su conocimiento había quedado apenas recogido en diccionarios de pintores y su obra expuesta en contadas ocasiones Rodes inicia su formación en la Escuela de Dibujo del Consulado del Mar de Alicante, de la que la Diputación de Alicante conserva obra de Rodes y de otros artistas contemporáneos a él que ornamentaron la institución. Posteriormente ingresa en la Escuela de BBAA de San Carlos en Valencia, donde acaba su aprendizaje. Nombrado académico supernumerario y de mérito en Valencia en 1815 y 1818, respectivamente, la calidad de sus retratos al pastel le llevó a Barcelona alrededor de 1820, ciudad en la que permanecerá hasta su fallecimiento en 1858. Alcanzó allí la fama al convertirse en uno de los retratistas preferidos por las élites de la sociedad catalana y fue nombrado director de la Escuela de Nobles Artes o Escola Llotja en 1840, institución dependiente de la Junta de Comercio de Barcelona de la que se segreraría en 1850 para integrarse en la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi, creada en 1849. Vicente Rodes trabajó diferentes técnicas y géneros con maestría y versatilidad. Alcanzó una producción considerablemente amplia si bien, entre todos los géneros que abordó, es el retrato al pastel el que se erige como el más representativo. La obra de Rodes se encuentra dispersa por diferentes museos y colecciones privadas y, por ello, se hacía necesaria una muestra que reuniese un conjunto representativo de la trayectoria del autor alicantino.

La exposición está organiza por bloques cronológicos de las diferentes etapas de la vida y obra de nuestro pintor. Comienza con una primera parte relacionada con sus inicios en Alicante y Valencia, de formación y juventud, que es la más desconocida y un segundo bloque con la obra del Rodes más maduro. Es en esa fase cuando logra el reconocimiento tanto del ámbito académico como social. En este bloque se incluye las 9 obras de la colección de la Diputación de Alicante que han sido revisadas y acondicionadas por las restauradoras de la Diputación que han viajado a las diferentes sedes de exposición para velar por su conservación. Se trata de un óleo y ocho pasteles, la mayoría bocetos para realizar después el retrato final en óleo. Llama la atención como se deleita con detalle en el rostro y simplemente insinúa la vestimenta en algunos de ellos. Esta característica de inacabado los hace más interesantes y se puede apreciar tanto el método de trabajo del pintor como su dominio del dibujo y de la técnica del pastel con la que destacó en su época.

 

 

VARELA ISABEL, EMILIO

Paisaje de Aitana con árbol y figuras, Emilio Varela Isabel, 1931. Óleo sobre cartón. Colección Familia Sánchez Mateo

VARELA ISABEL, EMILIO (Alicante, 1887-1951)

Es el pintor más significativo y original de la primera mitad del siglo XX, periodo con el que coincide su carrera. Educado en la Academia de Casanova y con algunos de sus discípulos, en 1904 se traslada a Madrid, estudia con Joaquín Sorolla y es condiscípulo de Salvador Tuset y Tomás Murillo. En 1918 expone, en la colectiva del I Salón del Círculo de Bellas Artes de Alicante, pinturas postimpresionistas, en pleno apogeo de su época amarilla. Cuando Sorolla vino a tierras alicantinas para pintar El Palmeral 1918-1919 para The Hispanic Society de Nueva York, Emilio le acompaña, interesándose de nuevo por la obra del maestro. En 1892 logra un importante éxito con Pueblo de Alicante, en la Exposición Nacional de Madrid, empezando a sonar internacionalmente. En 1926 exhibe en el Ateneo de Alicante, donde llevará a cabo numerosas individuales, distintas obras de su época lumínica, El parral. A partir de 1927 un nuevo paisaje le influenciará, su amigo Oscar Esplá ha construido su chalet en Aitana. En junio de 1928 permanece durante dos semanas en París con el gran compositor alicantino, tras el cual el pintor busca una forma más sencilla y poética de expresión a base de tonos grises, es su época gris. En 1932 presenta 58 obras en el Ateneo, siendo sin duda su gran muestra, mismo lugar donde en 1936 hará su última exposición individual, con obras que han sido englobadas bajo el concepto de realismo mágico. Tras la guerra, además de otras presencias, acude a las convocatorias de la Diputación de 1944 y 1946, obteniendo en esta última el primer premio.

Otras obras de interés:

SERRANO BOSSÍO, PEDRO

Fruttarolla, Pedro Serrano Bossío, 1889. Óleo sobre lienzo, 230,5 x 128,5 cm.

SERRANO BOSSIO, PEDRO (Alicante, siglo XIX)

Los datos sobre este autor aún se encuentran algo confusos, no sabiéndose con exactitud la fecha de nacimiento y defunción. Esta escasez de información podría deberse a distintas acepciones de su nombre. En noviembre de 1886 consigue una pensión muy discutida, por parte de la Diputación de Alicante, que tiene que disputarse con Fernando Cabrera Cantó y Mariano Antón, pintando los tres el mismo modelo. Estos examenes engrosan la colección de pintura de esta entidad. La beca entró en vigor el año siguiente. En 1889, como fruto de esa beca, envía a la Diputación su “Fruttarolla” (“Vendedora de frutas”), firmada en Roma en esa fecha. Tema costumbrista, con un apunte de crítica social, en la línea del resto de su trayectoria artística. Su técnica pictórica sigue aferrada a la tradición, su factura es correcta, aunque se adivinan ciertos avances en la concepción de los temas.

Otras obras de interés:

SALA FRANCÉS, EMILIO

SALA FRANCÉS, EMILIO (Alcoy, 1850 – Madrid, 1910)

Nace en Alcoy en 1850. Su familia se traslada a Valencia, ciudad donde empieza a desarrollar sus tempranas dotes artísticas junto a su primo hermano y catedrático por entonces en la Academia de San Carlos de Valencia, Plácido Francés. Expone por vez primera en 1867 en la Regional de Valencia, obteniendo una segunda medalla. Viaja a Madrid con la intención de copiar y estudiar a Goya y Velázquez, y conoce la obra de Eduardo Rosales. De nuevo en Valencia se presenta a la Nacional de 1871 con La prisión del príncipe de Viana, que alcanza una segunda medalla. Vuelve a Madrid y abre su estudio. En 1873 logra el premio de Honor en la Regional de Valencia por El valle de lágrimas. En 1884 es pensionado de mérito por la Academia de San Fernando para cursar estudios en Italia y Francia. En Italia se relacionará con Francisco Pradilla, Ricardo de Madrazo, José Moreno y Joaquín Sorolla. En 1886 parte a Paris, tras permutar su beca de Roma, ciudad que no lo forma ni cubre sus expectativas. Será en la ciudad del Sena donde pinte su Expulsión de los judíos con el que obtiene la Segunda Medalla en la exposición Universal de Paris del mismo año y la de Oro en la de Berlín de 1891. Teórico de la pintura escribe y publica en 1906 su “Gramática del color”, lo que le vale el nombramiento de profesor de Teoría y Estética en la Escuela de San Fernando. Ilustró la revista Blanco y Negro con dibujos y acuarelas. Entre sus alumnos cabe citar a Cecilio Pla, Eulogio Varela, José Mataix y Adolfo Durá.

Otras obras de interés:

POVEDA Y JUAN, VICENTE

POVEDA Y JUAN, VICENTE (Petrer, 1865 – Roma, 1932)

Discípulo de Federico Madrazo en Madrid, donde reside becado por la Diputación de Alicante. En 1882 es pensionado en Roma también por la Diputación de Alicante. En la Nacional de 1884 alcanza una Medalla de Tercera Clase con “Valle de lágrimas”, realizado durante su estancia romana. La misma medalla consigue en la de 1887 con la “Muerte del Príncipe de Viana”. En la década de 1890 se establece en Roma, asistiendo sobretodo a clases de dibujo y acuarela sobre papel Watman, técnica en la que se especializará. Concurre a las muestras de Viena, Munich, Londres y San Petersburgo. En Italia pasa largas temporadas en Venecia, donde pinta distintas vistas de la ciudad e interiores de patios palaciegos ( “Pintando en San Marcos”, “Pozo veneciano”, etc.), que remite a sus marchantes españoles y británicos. Falleció en 1932, estando muy relacionado con el ambiente del Vaticano.

Pin It on Pinterest